sábado, 18 de abril de 2015

Naturalwalks

Hace un par de años que conocí a Evarist y su proyecto Naturalwalks
Y justo fue entonces, cuando aprendí que la montaña de Collserola es un "botiquín" lleno de plantas con propiedades curativas, que hay que saber reconocer, coger, no arrancar, saber que parte de la planta es la que tiene propiedades terapéuticas y en que época del año es mejor buscarlas.

Y este año, con el grupo del colegio de enfermería, volvimos a pasear pero esta vez por la montaña de Montjuïc, para identificar plantas comestibles.

En estos dos entornos urbanos, es increible la de plantas que ignoramos, pero que están ahí si sabemos mirarlas. . . 
El cardo blanco, por ejemplo, que no sabía que sus tallos tiernos, si se quitan las puntas puntiagudas, se pueden consumir al vapor o cocidas. Y que sus "falsas flores" son un elemento decorativo muy utilizado en gastronomía, aunque no destaquen por su nivel gustativo y aromático.


Las borrajas, que sí sabía por los más mayores de la familia que son comestibles, pero no sabía identificarlas y que son tan atractivas cuando están florecidas, aunque que pinchan más de lo que parece . . . 


Y esta vez Evarist me propuso que llevara a mis clicks, cosa que le agradezco, y la verdad es que se lo pasaron genial. 

Enfermeras y botánico juntos, en un paseo muy recomendable : )

No hay comentarios:

Publicar un comentario